martes, 8 de octubre de 2013

PROTOCOLO A SEGUIR CUANDO UN I.E.S. SE ENCUENTRA CON UN CHICO O UNA CHICA T.E.A. ENTRE SUS ALUMNOS

  1.  Teniendo en cuenta que, por definición, una persona en el espectro del Autismo no sabe interpretar las intenciones de los demás, y esto le hace extremadamente vulnerable a vejaciones, burlas y hasta agresiones, es imprescindible que el alumno TEA esté supervisado por un adulto en todo momento, desde que entra en el Instituto por la mañana, hasta que sale; en el patio, en los pasillos y entre clase y clase.
  2. Cada chico/a con TEA es diferente. El Centro debería averiguar, a través de la madre y los psicólogos que le han diagnosticado, en qué áreas tiene dificultades. Si es dispraxia lo que le impide escribir con bolígrafo/lápiz, o trazar una línea; si tiene alguna discalculia, de qué tipo; si además de su condición de TEA, tiene alguna comorbilidad, como epilepsia. Es fundamental que los profesores sepan lo que no es capaz de hacer.
  3.  El chico TEA debería tener un espacio (refugio) en el Centro, bien sea la biblioteca o la oficina del orientador, donde poder calmar el torbellino que tiene en la cabeza en un entorno tan hostil para un autista, como es un lugar con cientos de personas. También sería conveniente tener un lugar privado donde hacer los exámenes.
  4. El chico TEA interpreta literalmente cualquier instrucción. Teniendo en cuenta esto, sus profesores deberían evitar el uso de metáforas e indirectas cuando hablan con él, y en los exámenes que le pongan hacerle preguntas muy claras, que no den pie a la ambigüedad en las respuestas.
  5.  Los chicos/as TEA tienen todos ellos unas habilidades extraordinarias, bien sea: memoria, sentido de la orientación fuera de lo común, oído musical excepcional, conocimientos enciclopédicos en temas que le interesen, etc. Su tutor debería enterarse de estas habilidades, y cada profesor/a aprovechar cada oportunidad para resaltarlo y hacer uso de ello en la clase. De esta forma la pérdida de estima entre sus iguales se verá compensado por el respeto que así consigue entre sus compañeros.




No hay comentarios:

Publicar un comentario