jueves, 14 de enero de 2010

UNA EXPERIENCIA EN BACHILLERATO.


¿QUÉ PUEDO HACER CUANDO MIS ALUMNOS NO APRUEBAN Y LOS CONSIDERO CAPACITADOS?

Como docente, me he planteado muchas veces qué hacer cuando algunos de mis alumnos no consiguen un adecuado progreso en los resultados de  su evaluación.
Sin pensar  que el problema pueda venir de lejos, (cursos anteriores superados de forma inadecuada: “mala base”), debo pensar, más que en las causas, en las soluciones. Por ello creo que, detectado el problema: la no superación de los criterios programados, debería obligarme a diseñar un nuevo plan de actuación, sin perder de vista los problemas detectados y tras una minuciosa observación y un sosegado análisis. Esto se llama institucionalmente: PLAN DE TRABAJO INDIVIDUALIZADO.

Estos términos me llevan a la conclusión de lo que sus palabras significan:
  • PLAN: Escrito en que sumariamente se precisan los detalles para realizar una obra.
  • TRABAJO: Obra, resultado de la actividad humana. (En este caso de mi actividad docente).
  • INDIVIDUALIZADO: Especificar algo, tratar de ello con particularidad y por menor.

Como sería de suponer, estoy hablando de una situación que se ha producido muchas veces en mi práctica docente. Pero sin más rodeos voy a inducir a la resolución concreta de uno de estos problemas, detectados por estas dificultades encontradas en el proceso de ENSEÑANZA-APRENDIZAJE de alguno de mis alumnos.  Podría servir de ejemplo el de un alumno con necesidades educativas especiales derivadas de su peculiar personalidad: LA DEL SÍNDROME DE ASPERGER.

  1. ANÁLISIS Y REFLEXIÓN: Mi alumno, aunque con S.A. es diferente a cualquier otro ASPI. Todas las peculiaridades que he leído sobre chicos como él, puede que no se den en su caso. Cada afectado es diferente en muchas cosas a los otros. Sacaré mis propias conclusiones, una vez analizado el proceso y detectados los problemas.

1.       ALGUNOS PROBLEMAS QUE ENCONTRÉ:
a) Las personas con S.A. tienen una capacidad elevada para la memorización mecánica, y muchas veces un nivel intelectual alto. Esto hace que, muchas veces, como profesor sobrevalora las capacidades del alumno y que se le sometiera a demandas cognitivas excesivas.
Respuesta educativa que funcionó:
·         Indicarle los aspectos más relevantes de los conceptos abstractos y darle muchos ejemplos concretos: presentarle esquemas y resúmenes elaborados por mí.
·         Reforzar la presentación visual con explicaciones detalladas de los pasos a seguir para resolver un problema.
·         Si tiene muchas dificultades para tomar apuntes, proporcionarle algunos apuntes fotocopiados, darle más tiempo para escribir un examen, permitirle que realice las tareas escolares en soporte informático...
·         La clase de gimnasia, y el deporte en general, fue causa de estrés. Pero cambiamos el nivel de exigencia (de forma discreta en su caso) y llegó a convertirse en un momento de disfrute y de mejora tanto de su nivel de autoestima como de sus relaciones sociales. 


b) Comprensión lectora: dificultades para inferir la información implícita y extraer la idea global del texto: A menudo, el alumno es capaz de memorizar gran cantidad de detalles, pero su comprensión del texto es superficial y literal. Esto también le puede ocasionar problemas a hora de responder en los exámenes.

Respuesta educativa que funcionó:
      No debe darse por supuesto que el alumno entiende lo que está leyendo o lo que se pide que haga; es bueno que el profesor se cerciore de que el estudiante lo ha entendido antes de hacer una prueba; no se trata de un concurso ni de unas oposiciones, sino de comprobar los conocimientos y habilidades o estrategias que el alumno efectivamente ha logrado aprender con nuestra ayuda. Asegurarse de que ha comprendido lo que se le pide, realizar las pruebas de evaluación a través de preguntas cortas que exijan respuestas concretas, o preguntas cerradas (verdadero/falso, elegir una opción…), utilizar dibujos, unir con flechas, o incluso hacer evaluaciones orales… Dejar que haga el examen en otro entorno distinto, dejarle más tiempo,  preguntarle si tiene dudas cuando le vemos distraído o preocupado…

c) Tareas de refuerzo o de ampliación: Quizá no sea necesario que sean más cualitativas que cuantitativas. Que haga menos y sean significativas, podría ser ventajoso y muy motivador.

COMO RESUMEN: Os pude ayudar en un caso parecido al mío, observar sus dificultades de forma muy concreta, idear formas de actuar en este proceso de aprendizaje que pueda ayudar a ambos, tantear los resultados y diseñar nuevas estrategias si otras no funcionan.

NUNCA ABANDONAR. NUESTROS ALUMNOS TIENEN TODO EL DERECHO DEL MUNDO, Y NOSOTROS, TODO EL DEBER, DE SER ATENDIDOS DE FORMA INDIVIDUALIZADA DURANTE TODO EL PROCESO DE SU EDUCACIÓN.
NUESTRO ALUMNO CON SÍNDROME DE ASPERGER TIENE LA CAPACIDAD Y DEBE TENER POR ELLO LA OPORTUNIDAD, DE CONTINUAR SUS ESTUDIOS DURANTE TODAS LAS ETAPAS QUE CONSIDERE O DESEE PONERSE COMO META EN SU VIDA.
QUE NO SEA  CAUSA DE NUESTO DESINTERÉS EL IMPEDIR QUE SUS METAS NO LLEGUEN A CUMPLIRSE.

A mí me funcionó. Ha sido la mayor satisfacción profesional que he tenido como profesor de BACHILLERATO. Con mi ayuda tituló y en la actualidad cursa estudios universitarios.

DESDE AQUÍ LE DESEO MUCHA SUERTE Y FELICIDAD. YO, GRACIAS A ÉL SOY AHORA UN POCO MÁS FELÍZ. Y ESO ES MUCHO.